Experimentación animal en cosmética

El día 4 de octubre es el Día Mundial de los Animales. Dentro del Sector Cosmética este tema está a la orden del día porque no paran de salir al mercado productos cosméticos que reivindican que son “Cruelty-free” o que no testan en animales. Pero… ¿Qué hay de verdad en todo esto? Hoy quiero hablaros acerca de los ensayos en animales en cosmética.

El término Cruelty-free que en cosmética podemos encontrarnos junto al dibujito de un conejo, viene a decirnos que dicho cosmético ha sido formulado sin crueldad animal, es decir, sin haber testado su eficacia en animales. 

Resultado de imagen de cruelty freeResultado de imagen de cruelty free

Aunque es cada vez más frecuente encontrar en los envases de nuestros champús o cremas que dichos productos no son testados en animales, lo cierto es que no nos están diciendo nada nuevo, ya que la experimentación de los cosméticos en animales lleva prohibida desde el año 2004 en toda la Unión Europea.

Este proceso de prohibición ha tenido varias etapas. En 1986 la Directiva 86/609/CEE del Consejo, del 24 de Noviembre, estableció normas comunes para la utilización de los animales con fines experimentales en toda la UE y fijó las condiciones en las cuales dichos experimentos debían realizarse. Además, en el artículo 7 requiere que “Los experimentos en animales se sustituyan por métodos alternativos, en la medida de que éstos existan y sean científicamente satisfactorios.”

Por lo tanto, desde hace más de 30 años la industria cosmética es consciente de que hay que cambiar el método para probar la eficacia y la seguridad de los productos cosméticos y se propone que se realicen pruebas alternativas.

En el 2003, con la Directiva 2003/15/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, se prohíbe la realización de experimentos con animales en los productos cosméticos acabados. La aplicación de esta directiva se realizó en varias fases:

–       11/ Septiembre /2004: Queda prohibido realizar ensayos con animales en toda la UE, en productos cosméticos. (No se podía experimentar con el cosmético final, pero sí con los ingredientes que lo componían).

–        11/Marzo/2009Queda prohibida la realización de ensayos en animales con ingredientes cosméticos o combinación de ingredientes, en la UE. (Ya no se pueden realizar ensayos ni con ingredientes, ni con producto acabado). Todavía quedaban ensayos relativos a la toxicidad, que se prohibieron también en la siguiente fase.

–       11/Marzo/2013: Queda prohibida la comercialización de productos cosméticos que contengan ingredientes ensayados en animales UE.

Por lo tanto, dentro de la Unión Europea no puede realizarse ningún ensayo animal, ni vender productos que testen en animales. Esto también se recoge en el Reglamento 1223/2009 de Productos Cosméticos, en el artículo 18.  Lo que sí está permitido (de hecho, es lo que se hace) es utilizar los datos de aquellos activos de los que ya tenemos resultados porque anteriormente se testaron. Podemos utilizar la información que ya exista obtenida por la experimentación, pero no reproducirse.

Otra cosa muy distinta ocurre en los productos cosméticos que vienen de China, y los que se exportan allí, pues sí que deben realizarse en todos los productos cosméticos ensayos de irritación (tanto cutánea como ocular) en animales para llevar a cabo su evaluación de seguridad. Dicho de otra manera:  los cosméticos que se fabrican en China deben ser testados en animales (así como sus ingredientes).  Si desde un país de la UE se quiere distribuir un producto que no haya sido sometido a ensayos en animales, para poder ser comercializado en China, deberá realizar ensayos en animales que garanticen los resultados de seguridad.

En definitiva, China es un caso extremo en el que sí se experimenta en animales, pero el resto de países de la Unión Europea, están obligados a no hacerlo, por lo que podemos estar tranquilos en cuanto a la procedencia de nuestros cosméticos, ya que ninguno, aunque no lo publicite, habrá hecho sufrir a ningún animal.

Antes del año 2023 estará prohibida en todo el mundo la experimentación de cosméticos en animales, tanto en ingredientes cosméticos, como en producto final.

¡Espero que os haya sido interesante este post! Iré contando más curiosidades sobre Normativa Cosmética en los próximos meses. ¡Compártelo si lo consideras interesante!

no animal tested

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s